Microbalanzas y ultramicrobalanzas de METTLER TOLEDO

    Microbalanzas y ultramicrobalanzas

    Tamaños de muestra mínimos para el máximo ahorro

    Microbalanzas XPE
    XPR Micro Balance

    Microbalanzas XPE

    Microbalanzas y ultramicrobalanzas XPR

    Mayor capacidad de dosificación directamente en el recipiente objetivo.
    Rendimiento sobresaliente, cantidades mínimas de muestras
    Especificaciones técnicas
    Capacidad de hasta 52 g con legibilidad de 1 μg
    Pesaje eficiente y seguro
    ErgoClip y SmartGrid: pesaje sencillo y resultados rápidos
    Máxima certidumbre
    Gestor de pruebas, ajuste interno automático y guía de pesaje
    Control de calidad
    MinWeigh, LevelControl, perfiles de usuario y contraseñas
    Especificaciones técnicas
    Capacidad de hasta 10,1 g; legibilidad de hasta 0,1 μg
    Validez de los resultados garantizada
    Sistema de control activo de la temperatura (ATC™)
    Control de calidad activo integrado
    GWP Approved, perfiles de usuarios que garantizan la calidad
    Funcionamiento seguro
    Diseño con cortaaires para facilitar la limpieza
    Diseño para ahorrar espacio
    Tamaño mínimo con diseño con dos terminales
    Procesos eficientes
    Interfaz de usuario moderna con bloc de notas de resultados

    1. ¿Qué son las microbalanzas?

    Una microbalanza o una ultramicrobalanza pueden ofrecer la mayor precisión posible entre todas las balanzas de laboratorio. Esta elevada sensibilidad en el diseño de las microbalanzas permite el pesaje de cantidades de muestra con un peso de tan solo 30 μg.  

    Las microbalanzas ofrecen una capacidad de hasta 10,1 g con una lectura mínima de tan solo 1 µg (0,000001 g).
    Las ultramicrobalanzas ofrecen una increíble resolución completa de 61 millones de dígitos, con una capacidad de 6,1 g y una lectura mínima de 0,1 µg (0,0000001 g).

    Nombre normal

    Clase de exactitud

    Lectura mínima  

    Número de dígitos después de la coma decimal (g)

    Ultramicrobalanza

     I

    0,1 μg

    0,0000001 g

    7 dígitos o cifras decimales

    Microbalanza

     I

    1 μg

    0,000001 g

    6 dígitos o cifras decimales

    Semimicrobalanza

     I

    0,01 mg

    0,00001 g

    5 dígitos o cifras decimales

    La gama de METTLER TOLEDO incluye una microbalanza analítica. Ofrece una lectura mínima similar a una microbalanza, 1 µg, y la forma de una balanza analítica, con una cámara de pesaje exterior e interior. Las microbalanzas analíticas XPE ofrecen la máxima capacidad, combinada con el peso mínimo más bajo posible. Permiten la dosificación de cantidades muy pequeñas directamente en contenedores de tara «grandes».

    2. ¿Qué tiene de especial el diseño de las microbalanzas?

    Una microbalanza consta de dos componentes: uno de ellos contiene los componentes electrónicos y el otro la célula de medición mecánica de precisión. Esta separación elimina los efectos de la temperatura y la influencia que tiene sobre el rendimiento de la microbalanza.

    Las microbalanzas y ultramicrobalanzas XPR de METTLER TOLEDO cuentan con un sistema de control activo de la temperatura (ATC™). Esto aumenta la estabilidad del pesaje y permite obtener un nivel excelente de rendimiento y precisión.

    3. ¿Para qué se utilizan las microbalanzas?

    Las microbalanzas y las ultramicrobalanzas se suelen utilizar para la comprobación de productos y en los laboratorios de control de calidad, así como en laboratorios químicos y en la minería para la medición de pequeñas cantidades de polvos y minerales. Las investigaciones de dispositivos médicos también pueden utilizar una microbalanza para comprobar la uniformidad en componentes críticos.

    Las aplicaciones de las microbalanzas incluyen: pesaje de materia particulada (filtro), calibración de pipetas, análisis de pesticidas y pesaje de stents. Las aplicaciones de las ultramicrobalanzas incluyen: pesaje de materia particulada (filtro), cenizas o incineración, secado, medición de revestimientos y comprobación de cantidades de vertidos.

    4. ¿Qué microbalanza de METTLER TOLEDO es la adecuada para mí?

    Para encontrar la microbalanza de METTLER TOLEDO adecuada para sus necesidades, en primer lugar debe definir la cantidad más pequeña que necesita pesar y el nivel de precisión que requiere (es decir, la tolerancia aceptable) para determinar la microbalanza concreta que necesitará.

    Todas las mediciones realizadas en cualquier balanza están sometidas a un determinado nivel de incertidumbre. Conocer este nivel de incertidumbre es clave para garantizar unos resultados precisos y evitar errores. Cuando se realizan pesajes de muestras pequeñas en una microbalanza, la incertidumbre se debe casi en su totalidad a la repetibilidad (es decir, en el extremo inferior de los límites de utilización de una balanza específica). La legibilidad no es lo que determina la precisión de un instrumento de pesaje, sino su repetibilidad, o en función de ello, su capacidad de pesaje mínimo.

    Pregunte a su asesor de METTLER TOLEDO acerca de GWP® Recommendation, que le ayudará a seleccionar el instrumento de pesaje adecuado para sus necesidades concretas.

     

    5. ¿Cuáles son los problemas y soluciones para obtener mediciones estables en una microbalanza?

    Una microbalanza es un instrumento extremadamente sensible: la perturbación más ligera provocada por el entorno o la interacción del usuario puede afectar notablemente a la estabilidad de la medición. Se deben evitar todas las posibles fuentes de vibración a la hora de utilizar una microbalanza. Las microbalanzas son muy sensibles a las corrientes de aire, el polvo y las fluctuaciones de temperatura, y solo se deben utilizar cuando la temperatura ambiente y la humedad se puedan mantener en un nivel estable, lejos de respiraderos, ventanas y puertas.

    Lo ideal sería instalar la balanza sobre un banco de trabajo sólido, preferiblemente sobre un banco de pesaje exclusivo que se pueda mantener optimizado para el uso de microbalanzas, sin corrientes de aire ni un tráfico elevado.

    Cuando se conecte por primera vez una microbalanza a la fuente de alimentación o se encienda, se recomienda dejar un tiempo de calentamiento mínimo de 6 horas para su ajuste a la temperatura ambiente.

    Cuando utilice la microbalanza, asegúrese de minimizar los flujos de convección en el interior de la cámara de pesaje, ya que pueden afectar negativamente a los resultados. Manipule las muestras únicamente con pinzas y deje que se aclimaten a temperatura ambiente. Al colocar la muestra sobre la microbalanza, la puerta se debe abrir al mínimo, durante el menor tiempo posible.

    Siga las indicaciones de la guía exclusiva de METTLER TOLEDO para operaciones de pesaje, Diez pasos para realizar micropesajes correctamentey obtenga más consejos sobre cómo solucionar los problemas relacionados con el pesaje en microbalanzas, incluida la determinación de la correcta ubicación de la balanza y su calibración.

    6. ¿Cómo se debe realizar un pesaje en una microbalanza?

    Utilice siempre guantes cuando trabaje con microbalanzas, ya que las huellas y el aceite de las manos afectan a los resultados. Para iniciar una operación de pesaje, abra la puerta y coloque un contenedor sobre el plato con unas pinzas. Cierre la puerta y deje que el valor se estabilice. Tare la microbalanza. Para evitar derrames en la balanza, retire el contenedor o la nácela de pesaje, dosifique la muestra fuera de la cámara de pesaje y coloque la muestra sobre el plato de pesaje. Cierre la puerta y espere a que el valor se estabilice. Registre el peso neto o repita el procedimiento hasta obtener el peso deseado. Una microbalanza es muy sensible al movimiento: no toque el banco mientras espera a que la balanza se estabilice. Limpie la balanza, las herramientas y el espacio de trabajo después de cada uso.

    El corta-aires de la microbalanza XPR de METTLER TOLEDO ofrece un sencillo acceso de 360° al plato de pesaje y máxima visibilidad. No hay bordes ni esquinas donde pueda quedar atrapado el material de la muestra, y todas las piezas se pueden retirar, limpiar y sustituirse en unos pocos pasos.

    7. ¿Cómo se realizan la calibración, el ajuste y las comprobaciones rutinarias en una microbalanza?

    La precisión de un dispositivo de pesaje se consigue mediante una correcta calibración de la microbalanza, realizada únicamente por un proveedor de servicios cualificado. El certificado de calibración demuestra que una microbalanza funciona correctamente; las comprobaciones rutinarias de la balanza realizadas por el usuario detectan posibles problemas de rendimiento durante un intervalo de calibración.

    Las funciones automatizadas de ajuste con pesas de control internas, como FACT o proFACT, garantizan que la balanza mantiene la precisión, incluso con fluctuaciones de la temperatura ambiente.

    METTLER TOLEDO ha desarrollado un estándar científico de aplicación global para la selección, calibración y funcionamiento seguros de los equipos de pesaje, conocido como GWP®, o Good Weighing Practice™, y la Calibración y ajuste de balanzas y básculas – Clarificación de términos.

     
     
     
     
     
     
     
    Thank you for visiting www.mt.com. We have tried to optimize your experience while on the site, but we noticed that you are using an older version of a web browser. We would like to let you know that some features on the site may not be available or may not work as nicely as they would on a newer browser version. If you would like to take full advantage of the site, please update your web browser to help improve your experience while browsing www.mt.com.