Microbalanzas

Microbalanzas

para las muestras más valiosas

Una microbalanza es un instrumento excepcionalmente preciso que se usa para pesar con gran exactitud muestras muy pequeñas. Las microbalanzas de METTLER TOLEDO ofrecen una capacidad de hasta 52 g y una legibilidad de hasta 0,1 µg, por lo que permiten pesar cantidades de muestras de, incluso, 30 µg. El micropesaje se suele emplear en los análisis químico y elemental, para las pruebas de emisiones y en aplicaciones donde se manipulan pequeñas cantidades de sustancias raras, valiosas, tóxicas o potentes.

Llame para Oferta
View Results ()
Filter ()

Agregue 1 o 2 productos más para comparar

Ventajas

Service for Laboratory Balances

Preguntas frecuentes

¿En qué consisten una microbalanza y una ultramicrobalanza?

Una microbalanza es un instrumento de pesaje de gran precisión que se usa para determinar el peso de muestras extremadamente pequeñas, en el rango de pesaje de los microgramos. Este tipo de balanzas ofrecen una legibilidad de seis decimales (1 µg), mientras que las ultramicrobalanzas llegan a los siete decimales de legibilidad (0,1 µg). La célula de carga de las microbalanzas y las ultramicrobalanzas es muy sensible, por lo que permite pesar muestras de hasta 30 µg con un alto grado de exactitud. Las microbalanzas se suelen usar para realizar pruebas de emisiones, pesaje de filtros y análisis químicos y elementales.

Eche un vistazo a nuestro vídeo sobre preparación de muestras para ver las microbalanzas XPR en acción:

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Microbalanza vs balanza analítica, ¿cuál es la diferencia?

Las balanzas analíticas se caracterizan por tener una legibilidad de cuatro decimales (0,1 mg), aunque algunas pueden llegar a ofrecer cinco o incluso seis. Mientras tanto, las balanzas de micropesaje cuentan con una legibilidad de seis (1 µg) o siete (0,1 µg) decimales. De hecho, el nombre “microbalanza” se debe a su capacidad de leer microgramos. En general, las microbalanzas ofrecen un mejor rendimiento de pesaje y unos límites de peso mínimo más bajos, por lo que son ideales para pesar muestras extremadamente pequeñas, desde el rango de los microgramos hasta solo algunos miligramos. La gama de balanzas de METTLER TOLEDO incluye tres tipos distintos de balanzas de micropesaje: las microbalanzas analíticas, las microbalanzas y las ultramicrobalanzas, organizadas de menor a mayor según su rendimiento de pesaje. Las microbalanzas analíticas tienen la forma de una balanza analítica, pero incluyen un segundo cortaaires interior y un receptor de carga colgante más pequeño. El diseño de las microbalanzas y las ultramicrobalanzas de METTLER TOLEDO está protegido por una carcasa con forma diferente y un cortaaires cilíndrico. En la siguiente tabla, se ofrece un resumen de las características de los tres tipos de balanzas de micropesaje de METTLER TOLEDO:

Tipo

Legibilidad

División de balanza (decimales)

Legibilidad

Decimales* (dígitos)

Peso mínimo

(5 % de carga, k = 2, U = 1 %)

Tipo de cortaaires 
Microbalanza analítica

1 µg

(0,001 mg)

6

Hasta 120 µg

(0,12 mg)

Exterior e interior rectangulares
Microbalanza1 µg
(0,001 mg)
6

Hasta 82 µg

(0,082 mg)

Redondo
Ultramicrobalanza

0,5 µg-0,1 µg

(0,0005 mg) (0,0001 mg)

7

Hasta 30 µg

(0,03 mg)

Redondo

* El número de decimales hace referencia a las mediciones en gramos

¿Para qué sirve una microbalanza?

Las microbalanzas se usan en una amplia variedad de aplicaciones en las que es necesario pesar con gran exactitud muestras muy pequeñas. Este tipo de balanzas es ideal para pesar sustancias valiosas, raras o potentes, ya que solo se requieren cantidades pequeñas. Este método es más seguro y económico, y le permite sacar el máximo partido a sus muestras más importantes. Las microbalanzas se suelen usar en laboratorios de comprobación de productos y control de calidad. En los laboratorios de química y en las aplicaciones de minería, las microbalanzas son perfectas para pesar pequeñas cantidades de sustancias pulverulentas y minerales. Entre las aplicaciones de pesaje con microbalanzas se encuentran el pesaje de partículas en suspensión (pesaje de filtros y pruebas de emisiones) y stents, el análisis de pesticidas y la calibración de pipetas.

Para más información acerca del pesaje con microbalanzas, visite la página sobre aplicaciones de nuestra biblioteca.

Vea nuestras microbalanzas en acción aquí:

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

¿Qué tiene de especial el diseño de las microbalanzas?

Las microbalanzas XPR de METTLER TOLEDO incorporan algunas características de diseño únicas para ofrecer el mejor rendimiento de pesaje posible combinado con un funcionamiento ergonómico.

Separación entre los componentes electrónicos y la célula de carga

Las microbalanzas XPR de METTLER TOLEDO se han diseñado de manera inteligente para que los componentes electrónicos estén separados de la célula de carga mecánica de precisión. Gracias a esta separación, el calor de los componentes electrónicos no afecta a la sensibilidad de la célula de carga, lo que podría dar lugar a resultados de pesaje inestables e incorrectos. Además, las microbalanzas XPR de METTLER TOLEDO incorporan un sistema de control activo de la temperatura (ATC™). Este tipo de sistemas asegura que la temperatura del interior de la cabina de pesaje se corresponda con la temperatura ambiente, de modo que el entorno de pesaje resulte muy estable. La ventaja de esto son tiempos de estabilización más cortos, menos derivas y un nivel de exactitud excelente.

 

Primera y segunda pantalla

El terminal principal de las microbalanzas XPR de METTLER TOLEDO se puede colocar lejos de la microbalanza, en el lugar que más convenga. Gracias a esta flexibilidad, la balanza de micropesaje se puede colocar dentro de una vitrina de gases mientras el terminal se queda fuera. El segundo terminal SmartView está situado directamente sobre la cabina de pesaje, por lo que resulta muy práctico mientras se pesan las muestras. El terminal SmartView también incorpora funciones de balanza básicas para ofrecer un funcionamiento aún más cómodo y ergonómico.

 

Cortaaires redondo con visibilidad completa

Las microbalanzas y las ultramicrobalanzas XPR tienen una cabina de pesaje cilíndrica y de vidrio que ofrece una visibilidad completa (incluso desde arriba), de modo que se puede disfrutar de una visión excelente cuando se manipulan muestras pequeñas, delicadas y, a veces, peligrosas. Además, las puertas del cortaaires se puede manejar de forma automática con solo mover la mano delante de uno de los sensores. Todas las partes se pueden extraer, limpiar y volver a montar rápidamente sin necesidad de herramientas.

 

Tamaño compacto

Las microbalanzas XPR de METTLER TOLEDO son las microbalanzas más pequeñas del mercado. Esto, combinado con la posibilidad de colocar el terminal principal donde resulte más cómodo acceder a él, permite sacar el máximo partido al espacio de trabajo y resulta de gran utilidad en cualquier cabina de seguridad con un espacio limitado.

¿Qué balanza de micropesaje es la más adecuada para mí?

Para encontrar la microbalanza de METTLER TOLEDO apropiada para sus necesidades, debe determinar cuál es la cantidad más pequeña que desea pesar y con qué exactitud necesita pesarla (es decir, cuál es la tolerancia aceptable). Otra de las cuestiones importantes que se deben tener en cuenta es la cantidad máxima que se desea pesar y los riesgos del proceso (es decir, cuáles son las consecuencias negativas que puede tener un resultado de pesaje incorrecto).

Debe tener presente que cualquier medición en una balanza o microbalanza está sujeta a una incertidumbre. Comprender esta incertidumbre es la clave para asegurar unos resultados exactos y evitar errores. Cuando se pesan muestras pequeñas en una microbalanza, la incertidumbre se debe casi siempre a la repetibilidad (es decir, en el extremo inferior del rango de pesaje de la microbalanza). La legibilidad no es lo que determina la exactitud de un instrumento de pesaje, sino su repetibilidad. La legibilidad determina la diferencia de peso más pequeña que se puede mostrar en la microbalanza. La cantidad más pequeña que se puede pesar en ella se conoce como “peso mínimo de la balanza”. Este concepto, junto con las tolerancias del proceso, marca el límite de exactitud de las mediciones. Por debajo de este valor, la incertidumbre es tan elevada que no se puede confiar en los resultados.

Pregunte a su asesor de METTLER TOLEDO por GWP® Recommendation, un servicio gratuito que le ayuda a elegir el instrumento de pesaje adecuado según su aplicación específica y sus requisitos de exactitud.

¿Cómo se debe pesar en una microbalanza?

Es importante llevar siempre guantes cuando se trabaje con microbalanzas, ya que las huellas dactilares y la grasa de las manos puede afectar a los resultados. Para iniciar una operación de pesaje, primero debe poner a cero la balanza. Abra la puerta del cortaaires y, con unas pinzas, coloque el contenedor o la navecilla de pesaje en el receptor de carga. Cierre la puerta y deje que el valor se estabilice. A continuación, tare la microbalanza. Tras haber dosificado la muestra, cierre la puerta y espere a que la microbalanza se estabilice. Este tipo de balanzas son muy sensibles a los movimientos, así que no toque la mesa mientras espera. Anote el peso neto o repita el procedimiento de dosificación hasta alcanzar el peso deseado. Limpie la microbalanza, las herramientas y el espacio de trabajo que haya empleado.

El proceso general de pesaje con una microbalanza se explica en este vídeo:

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

¿Cómo puedo asegurar que las lecturas de mi microbalanza sean estables?

Las microbalanzas son instrumentos extremadamente sensibles, el más mínimo movimiento en el entorno o cualquier interacción del usuario puede afectar de forma significativa a la estabilidad de las mediciones, por lo que se deben eliminar todas las posibles fuentes de vibración. Estas balanzas son también muy susceptibles a las corrientes de aires, al polvo y a las fluctuaciones de temperatura, por eso lo mejor es instalarlas en lugares donde la humedad y la temperatura ambiente se mantengan en niveles estables. Además, es muy importante situarlas lejos de conductos de ventilación, ventanas y puertas.

La microbalanza debería estar colocada en una mesa de trabajo firme y en una zona sin mucho tránsito ni corrientes de aire. Lo ideal es que esté en una mesa de pesaje exclusiva, optimizada para el uso de una microbalanza.

Cuando se conecta una microbalanza a una fuente de alimentación por primera vez o se enciende tras un periodo de inactividad, se recomienda esperar unas horas hasta que el instrumento se haya acondicionado para que la temperatura se estabilice.

Cuando use una microbalanza, asegúrese de minimizar los flujos de convección causados por los diferenciales de temperatura en el interior de la cabina de pesaje, ya que pueden afectar negativamente a los resultados. Para evitar que esto ocurra, use siempre pinzas para manipular las muestras y deje que tanto estas como los contenedores y otras herramientas se aclimaten a la temperatura del entorno.

Para conocer más trucos y consejos sobre cómo sacar el máximo partido a su microbalanza, descárguese nuestra guía gratuita: Diez pasos para realizar micropesajes correctamente

¿Cuál es la forma más segura de pesar sustancias tóxicas o potentes en una microbalanza?

Muchas de las sustancias que se procesan en un laboratorio o en un entorno de producción son tóxicas y suponen un riesgo para la seguridad de los usuarios, especialmente en las instalaciones farmacéuticas o microbiológicas. Para asegurar la pureza y evitar la peligrosa contaminación cruzada, es esencial que los operarios usen equipos de protección personal apropiados y que manipulen de forma adecuada las sustancias que pesen.

En este vídeo, se presenta una forma segura de manipular los materiales peligrosos y se enseña cómo las microbalanzas de METTLER TOLEDO respaldan un pesaje seguro.

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Descargue nuestro artículo técnico para obtener más información sobre cómo velar por la seguridad cuando se pesan materiales peligrosos.

¿Cómo calibro y ajusto mi microbalanza? ¿En qué consisten las comprobaciones periódicas de este tipo de balanzas?

Descubra nuestros servicios de calibración, diseñados a medida para satisfacer por completo sus necesidades de precisión: en las microbalanzas XPR, el ajuste automático con las pesas de prueba internas de la microbalanza se lleva a cabo mediante la función integrada proFACT. ProFACT asegura una exactitud continua al ajustar automáticamente la microbalanza cuando se produce algún cambio en el ambiente.

La calibración constituye una evaluación del rendimiento de la balanza. Ya que las microbalanzas son un instrumento de micropesaje de alta precisión, su calibración debe estar a cargo de un proveedor de servicios de calibración certificado. Normalmente, el proceso de calibración incluye una evaluación del peso mínimo de la microbalanza, así como la realización de cualquier ajuste necesario. Tras completar el proceso, se le facilitará un certificado de calibración que demuestra que su microbalanza funciona según lo esperado y como se requiere para ofrecer trazabilidad.

También es de vital importancia que el usuario realice comprobaciones periódicas en los periodos de una calibración a otra. Con estas comprobaciones, se verifica si hay alguna deriva en el rendimiento que pueda conllevar resultados que no cumplan con las especificaciones.

METTLER TOLEDO ha desarrollado un estándar científico global para la selección, la calibración y el funcionamiento seguros de equipos de pesaje. Este estándar se conoce como Good Weighing Practice™ (GWP®).

Descubra nuestros servicios de calibración, diseñados a medida para satisfacer por completo sus necesidades de precisión.

¿Cómo puedo guardar los resultados y los datos obtenidos con mi microbalanza?

En las microbalanzas XPR de METTLER TOLEDO, todos los datos y la información de los procesos se guarda automáticamente en el bloc de notas para resultados integrado. Mediante una conexión simple por cable, los resultados se pueden trasferir directamente a un PC. También es posible hacer esto mediante un dispositivo de almacenamiento USB. Para una gestión integral de los datos, el software de laboratorio LabX™ procesa de forma automática todos los resultados, metadatos y cálculos. LabX ofrece un control centralizado de los instrumentos, las tareas y los usuarios; instrucciones sobre los PNT directamente en la pantalla de la microbalanza, integridad de datos completa asegurada y respaldo de la conformidad con la CFR 21, parte 11.

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión

Prueba de emisiones: determinación gravimétrica de partículas en suspensión